4/9/10

Sexo grupal disfrazados de mapache

El otro día mi hermana me comentó que en la nueva cadena de Antena 3, la Nitro, la que se supone para machotes con pelo en pecho (porque así te la quieren vender), habían empezado un nuevo programa llamado "1000 formas de morir". Dijo que lo vió con sus amigas y que se estuvieron descojonando bastante, porque todas ellas son machotes de pelo en pecho.
Esto viene a ser lo que pretende, historias bastante inverosímiles sobre muertes chungas con personificaciones y comentarios de expertos y la típica voz de macarrilla de fondo para acojonar con frases al estilo: "...Johnny no se dió cuenta de lo que tenía entre manos hasta que fue demasiado tarde" (con voz grave y tensión ambiental).
Atención! Programa respetuoso!

Pues bueno, lo que pasa, que son de esos programas que de tan malos que son, te quedas enganchado. Mientras tu lóbulo frontal te está diciendo: "Qué mierdas estás viendo?" el hipocampo responde: "Calla! Quiero saber cómo muere ese idiota, así me regocijaré de que estoy vivo y estaré aliviado porque pensaré que estadísticamente mi muerte no puede ser peor".


Bueno, al turrón. El otro día vi lo siguiente:
Resulta que al Johnny de turno le ocurre esto: el chaval se toma setas alucinógenas y le entra el espíritu animal y empieza a andar como si fuera un perro por mitad del desierto. Casualidades de la vida, se encuentra un grupo de gente disfrazada de animales practicando sexo en grupo. Se acerca a la cebra todo mimosón, y ésta le rechaza, se acerca a un gallo medio diciéndole que si quiere casarse con él, que tendrán pollitos y algo sobre pollas, y éste también le rechaza. Decepcionado y cabizbajo, divisa a lo lejos, oseáse a 20 metros de la orgía, una hermosa osa esperando mimos del apuesto Johnny. Pero casualidades de la vida (otra vez) resulta que la osa es de verdad. Y tú si te acercas mendigándole sexo a una osa, con lo clasistas que son, pues a lo mejor te llevas una somanta de hostias que te dejan tiritando. Y así muere nuestro amigo Johnny. Si lo queréis ver, está en Youtube.

Y claro, tú aquí es cuando recapacitas un poco sobre lo que acabas de ver y el divagar del universo y ya dices: "Pues tampoco es tan malo morir de cáncer".

Pero, parémonos un momento y recapacitemos, porque así leído deprisa puede no causarnos estupor y es una cosa muy seria...Sexo en grupo de gente disfrazada de animales!!!!!!!!?!?!?! Sí, estas cosas existen y la wikipedia nos informa, como siempre, de éstas cosas súper importantes para el devenir como espécie.

Resulta que esto se llama Furryfandom. Así a bote pronto, piensas "Qué mierdas es esto?"
Somos una secta! Suicidémonos!
Os pondré un ejemplo. A ver, si tú estás mal y te da por interpretar personajes de rol fuera de algún juego, la gente que te quiere, primero te dará una hostia, y luego te dirá los pasos a seguir. Pero claro, como ya no eres tu solo, sino que un grupillo y encima disfrazados de peluche de metro ochenta, lo llamáis subcultura, montáis convenciones y generáis industria, pues ya merece todos los respetos. Así nació el furryfandom.
Alegoría del proceso de paz palestino-israelí
En verdad lo edulcoran de mera diversión, pero hay una parte bastante oscura, que es la que trataban de enseñarnos en el programa de las 1000 formas de morir: El sexo entre personas disfrazadas de animales antropomórficos. O furrysex.
En su arrebato amoroso, Claudio y Foxxie, se dejaron al de Telepizza esperando al otro lado del teléfono.
Siendo objetivos, lo más objetivo que podáis, si os viene alguien disfrazado de mapache juguetón. Dejando atrás el repeluco inicial, abro el debate: Qué haríais?


Los furry fans, que así se llaman los susodichos son, hoy por hoy, un hazmerreír en Internet. Y a mí esto es una cosa que me cuesta creer! Pero para eso estan las luchas por las libertades civiles. Y ya se organizan en colectivos que denuncian tratos discriminatorios cómo los de la página: God hates furries.
Why not?
Ojo, en esta página comentan que los furry fans odian a Jesús y a George Bush. Oséase como mínimo terroristas.

Pero bueno, ellos son muy fuertes y aún les queda camino, pero mantienen el espíritu de lucha obrera, luchando infatigables por un mañana más soleado y un plato lleno de comida.

P.D. Desde el Naranjito apoyaremos cualquier candidatura a la presidencia del Gobierno de alguien que vaya disfrazado de koala, castor o mapache. Abstengánse caballos.

6 consideraciones:

sanatox dijo...

mmm creo que esto de los furry no se que ya salía en un episodio de CSI (apostaría por CSI Las Vegas). Con la wikipedia y CSI ¿quién necesita más?.

Estany dijo...

Pero yo sigo pensando que es un fake porque no sale nadie vestido de ardilla.
Sé que pensais que me repito, incluso que estoy desviado sexualmente hablando, pero es que yo no hablo de trajes antropomorficos sin rostro que te llamen "freak" mientras hacen como que se penetran, yo hablo de algo mucho más íntimo y especial. Algún día haré un dibujo.

Y los mapaches son graciosos y están provistos de manitas, pero también tienen mala hostia.

Reticle dijo...

Creo que con lo de buscar amor en los brazos de una mujer vestida de ardilla estás escondiendo algún trauma muy chungo. El trauma, por supuesto, también iría disfrazado de ardilla, pero de una ardilla chunga.

Manu dijo...

No se cual es el video en youtube... pero he encontrado este... y merece un post por si mismo http://www.youtube.com/watch?v=7Dd-8JefLmU

xDDDD

Kashim dijo...

Haber, creo que os pasais un poco con esa pobre gente que en el fondo solo busca amor y formas de excitarse. Porque hay mucha gente que tiene fantasias y se disfrazan de enfermeras,polis,monjas, fontaneros... así hasta un sin fin de disfraces, que pasa que porque ellos prefieran el ser pollos gigantes o caballos ya son raros?
Cuanta incompresión por vuestra parte, hijos de puta mal nacidos ojala os viole un hombre disfrazado de coala con un ojo de cada color.

Hamsterman dijo...

jajajjaajaj es buenisimo en el video lo de intentar añadirle tensión a la situación mientras un pollo encula a una cebra

Laughter Blogs - BlogCatalog Blog Directory Free counter and web stats No hace falta que miréis esto, de verdad que no